Dominio desde el principio el que tuvo Cleveland

Por en mayo 22, 2018

Si hay alguien que puede levantar esto, ese alguien es . De un 2-0 preocupante, casi dramático para los intereses de los , a un 2-2 esperanzador. De ser sobrepasados por los  en Boston a igualar de un plumazo las Finales del Este. De ser un equipo perdido en la fuerza del TD Garden a resucitar en Cleveland.

“Algún día contaré la historia de mi vida, de dónde vengo, la lucha que he tenido”. LeBron tiene pasado, pero su presente es ensordecedor, para quien le admira y para quien le odia. También para quien le sufren. Anoche, en otra actuación imposible, sacó de sus manos 44 puntos para darle a los suyos, al equipo de su tierra, el triunfo en el Game 4 (111-102).

Fue un dominio desde el principio el que tuvo Cleveland, y El Elegido, sobre unos Celtics maniatados por el peso de la historia. Puede sonar exagerado, pero lo cierto es que si miran la hoja de estadísticas y ven que el siguiente en anotar en Cleveland tras James fue Kyle Korver, con 14 puntos, pueden entender lo regularmente acompañado que está El Rey en esta contienda. E incluso así, tiene a Cleveland, a él mismo, a dos partidos de otras Finales de la NBA.

Supera a Kareem

Por si todo esto fuera poco, LeBron añadió anoche algunos datos más para su biografía. Firmó un 17/28 en tiros de campo lo que le permite superar a  en el tope histórico en playoffs. James lo tiene ahora en 2.368 por 2.356 de quien fuera Lew Alcindor.

Además, el de Akron registró su partido número 25 como profesional con al menos 40 puntos, el sexto en playoffs. Este último dato le hace empatar con Allen Iverson como el jugador que más actuaciones así registra en la pelea por el anillo en los últimos 25 años. Jerry West, en los playoffs de 1969 consiguió 6 partidos de 40 o más puntos y 8 en los de 1965, todos sin línea de tres mediante. Además, para James fue su choque número 106 con al menos 30 tantos en una post temporada, solo superado aquí por Michael Jordan (109).

Una primera mitad decisiva

Los Celtics llegaron a perder por 19 en la primera mitad, que se cerró con 68-53 para los intereses locales. Demasiada losa, marcada desde el principio por un inicio malo. A pesar de los 25 puntos de , liderando un quinteto inicial donde todos los componentes hicieron dobles dígitos anotadores, Boston siempre fue a remolque. En el último cuarto, el trabajo de Marcus Smart puso algo de pimienta a la situación, pero el 100-93 se trató de un espejismo. Tristan Thompson (13 puntos y 10 rebotes), con un mate, y James, triple a la cabeza, se encargaron de cerrar la velada.

El miércoles la serie regresa a Boston, al TD Garden, donde los Celtics firman un impoluto 9-0. Para Cleveland fue el séptimo partido seguido de playoffs ganado en casa. En la historia de la NBA, los Cavaliers tratan de convertirse en el 20º equipo, de 300, que levanta un 2-0 en contra. Con James todo es posible.

 

Fuente: www.nbamaniacs.com


Otras Noticias

A %d blogueros les gusta esto: