Le Capannelle en el Clásico Presidente de la República

Por en abril 20, 2018

Resultado de imagen para Le Capannelle

Le Capannelle atropelló con fuerza en la recta final para alcanzar en final de foto la edición XCVII del Clásico Presidente de la República, disputado como la prueba central de La Rinconada, con premio de 500 millones de bolívares y distancia de 2400 metros.

El ganador es un hijo de Olympic en Negra Tura, por Macau, del haras San Remo, que fue conducido por Franklin González, jinete que consiguió su primera victoria en la carrera hípica de mayor tradición en Venezuela y presentado por Rubén Lanz, entrenador que alcanzó su segundo triunfo, ya que en 2013 lo conquistó con el tordillo Chao.

Con el principal circuito caraqueño abarrotado de aficionados que se dieron cita para disfrutar de la competencia que se efectuó como quinta válida para el juego de 5 y 6, la partida se dio a las 5:35 de la tarde con los siete aspirantes que buscaban anotar su nombre en el tope del marcador.

El tordillo El Cubita, conducido por Cipriano Gil, salió a señalar el camino desde el instante de la largada, perseguido por Ascender, mientras que Supremo y Gran Will luchaban por la tercera posición delante de Jorge Zeta y Le Capannelle, dejando en el último puesto a Ocean Bay.

De esta manera pasaron por primera vez frente a las tribunas y en parciales de 24”1, 75”2 y 99”1, para los 1.600 metros, siempre con El Cubita en la punta y Ascender persiguiéndolo desde el segundo puesto.

Al entrar en la recta decisiva, El Cubita trató de distanciarse de sus oponentes presionado por Supremo pegado a la baranda, mientras que Le Capannelle y Gran Will avanzaban por la parte exterior de la pista.

En los 200 finales, Supremo abandonó la lucha contra el puntero y Le Capannelle remató junto con Gran Will para desplazar a El Cubita y ocupar los dos primeros lugares. La cuarta casilla fue para Supremo y cerró Ascender.

El jinete Franklin González, que consiguió su primera victoria en la carrera afirmó que se veía perdido en los 600 metros finales. “Gracias a Dios que mi conducido respondió y poco a poco pude descontar ventaja para alcanzar la victoria”.

Por su  parte, Rubén Lanz, manifestó que se tata de un excelente caballo que respondió al trabajo de cuadra. “Nuevamente le doy gracias a Dios por permitirme este importante triunfo” dijo.


Newmarket respondió

La yegua Newmarket se impuso en el Clásico Blondy efectuado como la cuarta competencia de la tarde en recorrido de 2.100 metros.

Con la preparación de Riccardo D’Angelo, entrenador que se despidió de a afición hípica venezolana y la conducción de Jean Carlos Rodríguez, La pupila de la familia Paparoni, cayó con fuerza en la recta final para dejar en el segundo lugar a Black Widow. Tercera llegó Sikelia y cerró la pizarra Lucerito. Newmarket es una hija de Big Praire en Dynabid que alcanzó su séptimo triunfo en 15 presentaciones.

 

 

Fuente: www.elnacional.com

 


Otras Noticias

A %d blogueros les gusta esto: