Los juegos de azar por internet navegan entre la prohibición y un mar de grises

Por en agosto 14, 2018

En América Latina los juegos de azar por internet navegan entre la prohibición y un mar de grises, con la excepción de Colombia, en donde se ha detectado una gran cantidad de páginas que funcionaban de manera ilegal. Hace unos días en la ciudad fronteriza de Cúcuta, las autoridades colombianas identificaron dos módulos que ofrecían apuestas deportivas ilegales a través de páginas de Internet que no estaban autorizadas. En resumen, durante el último año, los reguladores colombianos, donde las apuestas online son legales, bloquearon 419 páginas que operaban de forma irregular, mientras que la policía retiró 96 módulos que trabajaban de forma fraudulenta ofreciendo páginas de apuestas.

Por su parte, la Dirección Nacional de Lotería y Quinielas del Uruguay (DNLQ) bloqueará 23 sitios de apuestas que operan fuera de la ley, los que se suman a los 40 que ya fueron cerrados en los últimos meses. En el país existe un solo sitio web autorizado para las apuestas deportivas, Supermatch, y los bloqueos vienen a tratar de reforzar el crecimiento de este único punto de oferta. Con estas medidas, las autoridades pretenden que las apuestas superen la marca de junio último cuando los uruguayos apostaron unos 40 millones de dólares. El director de la DNLQ, Luis Gama, destacó que se seguirán bloqueando sitios de juego ilegales y sólo después de estudiar el mercado, si lo amerita, podría darse una segunda licencia. Incluso, Gama rechazó una propuesta de la Asociación Uruguaya de Fútbol para implementar un nuevo juego, arguyendo que primero hay que mejorar lo que ya existe antes de emprender algo diferente.

En Bolivia, donde la actividad de los casinos y apuestas deportivas online no cuenta con normativa específica que las regule, sólo funciona un sitio legal en Santa Cruz de la Sierra, el cual registra ingresos por cerca de 10 millones de bolivianos al año, unos 1,5 millones de dólares. Según un estudio realizado por la Autoridad de Fiscalización del Juego, el hecho de que sólo funcione un sitio autorizado hace que se pierdan millones de dólares al año por juego ilegal. Las páginas más visitadas en el país andino son Casino Estrella, Slots Magic, Bet 365, Exbet, BWIN, Betchain y Fortuna Juegos, todas ellas ilegales. Las autoridades bolivianas están buscando la forma de establecer un marco jurídico para regular la actividad y crear un instrumento legal para poder bloquear los sitios que hoy operan libremente sin licencia alguna.

Pero las cosas parecen ponerse más serias del otro lado del mundo. En la provincia china de Jiangsu, la policía detectó una operación que implicaba a una veintena de personas que operaban sitios webs de apuestas ilegales en línea, en donde se movieron alrededor de 4200 millones de yuanes (unos 626 millones de dólares), en total se confiscaron 33 servidores y se congelaron 65 cuentas bancarias.

Los agentes detectaron la organización gracias a que realizaban publicidad destinada al torneo mundial de futbol de Rusia. La investigación de los sabuesos chinos detectó que la red tenía miembros en más de diez provincias que funcionaba a partir de un servidor principal en Filipinas y que tenía un servidor de alquiler en China, desde donde hacían funcionar las páginas. La organización estaba trabajando desde 2016 y había obtenido ganancias por algo más de de 100 millones de dólares.

Pero el caso Chino no acaba aquí. En Shanghái, la policía desbarató un núcleo ilegal que había traficado apuestas por cerca de 1.500 millones de dólares y que fue detectada por la ofensiva de las autoridades chinas contra el juego ilegal durante la copa del mundo. La banda trabajaba en páginas web que sólo aceptaba criptomonedas, sobre todo bitcoin, Ethereum, y litecoin, ofrecía apuestas de fútbol antes y durante el mundial, tenía más de 330.000 clientes y 8.000 personas que oficiaban como agentes, quienes cobraban suculentas comisiones por ingresar usuarios a la red. Éste fue el negocio ilegal más grande detectado en China en donde se implicaba el uso de monedas digitales.

En la vecina Vietnam, donde el gobierno no tiene leyes exactas sobre el juego, las autoridades se están enfrentando a serios problemas para reprimir las webs de juego ilegales. El gobierno dice que se está enfrentando a una creciente amenaza de juego en línea de los países vecinos, porque a medida que la tecnología continúa evolucionando, permite a cualquier persona pueda realizar apuestas en la web. Esta tecnología es casi imposible de detener porque, tan pronto como el Gobierno vietnamita cierra un sitio web éste puede cambiar su dirección IP y estar de nuevo en línea al día siguiente. Si el sitio web está fuera del país, hay poco que las autoridades puedan hacer para cerrarlo.

En Europa, la DGOJ de España ha detectado y cerrado 271 sitios webs de apuestas y casinos que actuaban sin licencia, de las cuales 16 tuvieron como fruto un proceso legal. La ley española indica que, quienes ofrezcan operaciones ilegales de juegos en línea podrían ser condenados a reclusiones de entre 6 a 8 años y multas de hasta 234 millones de euros por cada punto de venta, expendio o vendedor implicado. En Polonia, el caso de las webs ilegales es controvertido, ya que el Ministerio de Digitalización estaba preparando un listado de sitios webs que operaban fuera de la ley, entre ellos las páginas de juegos ilegales. Sin embargo, tuvo que dar un paso atrás y no confeccionar dicho listado, ya que atentaría con las leyes vigentes sobre la libertad en Internet y podría ser considerado censura por la justicia. El Ministerio buscará alternativas legales para combatir los sitios que operan sin autorización en el país.

En Rusia, el presidente Vladimir Putin está pensando introducir una nueva ley que traería medidas mucho más duras en los casos de juego ilegal en el país, a partir de un nuevo reglamento que apuntaría a aplicar castigos ejemplares a individuos y empresas que ignoren las reglas establecidas. La Duma aprobó la pena de dos años de prisión y de multas de hasta 500.000 rublos (U$S 7950) para quienes operen sitios de juegos sin el permiso correspondiente. En el caso de grupos delictivos, las penas irán a 4 años de prisión y 1 millón de rublos de multa; si se tratase de organizaciones con ramificaciones y estructuras más complejas, las penas saltarían a 6 años de prisión y 1,5 millones de rublos de multa, para cada uno de los involucrados.

Las razones de Putin no son antojadizas. El espacio ruso de Internet ha sido inundado por publicidades de empresas que ofrecen apuestas deportivas, sobre todo en vísperas y durante el desarrollo de la Copa Mundial, sin tener permiso alguno de las autoridades. Los medios rusos señalan a la empresa con base en Curaçao, Azino777, logró convertirse en uno de los anunciantes más importantes del espacio virtual ruso. Por el momento el país prohíbe tanto la operación como la promoción de casino en línea y apuestas deportivas, lo que significa que el Casino en línea ha estado llevando a cabo esta actividad de manera ilegal.

Sin embargo, cada vez más páginas web continúan surgiendo desde entonces, esforzándose por buscar más popularidad en el espacio en línea ruso. Tengamos en cuenta que Rusia es conocida en todo el mundo como una de las ubicaciones competitivas para los juegos de azar gracias a sus zonas de juego especiales, siendo Primorye uno de los centros de mayor desarrollo del juego que se ubican en el lejano oriente ruso. Por esto se debe que empresas como Azino777 y sus subsidiarias, se atrevan a desoír las regulaciones del gobierno y continuar con sus campañas, pues las multas de 20.000 dólares sería solo un dedo de crema en la torta y las condenas a prisión, en todo caso, apelables.

 

 

Fuente: www.eldiario.deljuego.com.ar

 


Otras Noticias

A %d blogueros les gusta esto: