Más de 200 casos de juego ilegal se han detectado en Buenos Aires

Por en septiembre 21, 2018

Habiendo dejado de ser una contravención, el juego ilegal en la Ciudad de Buenos Aires es ahora considerado un delito, por lo cual los fiscales de la ciudad tienen ahora las herramientas para poder combatirlo de manera más firme y adecuada. Martin explica que en la actualidad el juego ilegal pasó de la quiniela clandestina y los garitos a las redes, y cuando se descubre un ilícito en el juego online los reguladores inmediatamente quieren que se bloquee la página para que los delincuentes no puedan seguir operando. “Esto traía algunos que otros problemas entre los fiscales y los jueces con el tema de los bloqueos a ver si se podía o no bloquear, recordando que las autorizaciones son locales por cada jurisdicción. Pero el bloqueo es una medida cautelar y los fiscales no nos avocamos a buscar medidas cautelares, sino a investigar y a condenar a aquella persona que comete un delito”, explica.

Ella indica que si se descubre que se está cometiendo un delito de juego ilegal en las redes y sólo se recurre al bloqueo, esto no va a determinar que los delincuentes no sigan haciéndolo ya que en pocos minutos pueden constituir otra IP y seguir trabajando tranquilamente. “En estos temas las medidas cautelares no sirven porque, en un proceso si yo logro una cautelar y no consigo una condena jamás voy a poder tener una cautelar a la eternidad”, dice y añade que lo que quieren los reguladores, es decir las medidas para que las páginas ilegales dejen de funcionar y lo que buscan los fiscales, que es la condena de un delito, no son temas irreconciliables, sino que lo que hay que hacer es comenzar a aunar criterios y buscar “objetivos en común que sean óptimos para cada agencia”.

La fiscal explica que desde su punto de vista cuando se detectan situaciones de juego ilegal en las redes hay que evitar pedir bloqueos y realizar miles de informes, sino que lo primero que hay que hacer es relevar, ver qué es lo que está pasando, cuántos casos se pudieron detectar y si efectivamente todos los casos son iguales. “Lo que tenemos que hacer desde la fiscalía es relevar y distinguir y sólo lo podemos hacer si estamos capacitados. No hay forma de que se pueda hacer un trabajo conjunto y con resultados positivos en términos de eficiencia si antes no relevamos y nos capacitamos y una vez que hicimos este proceso vamos poder esclarecer qué es una política criminal”, expone.

Estas políticas criminales, explica, van a determinar qué tipo de situación se está llevando a cabo en materia de juego ilegal, pues no merece el mismo tratamiento un garito clandestino que el juego online sin autorización, como así tampoco una agencia de lotería autorizada pero que se utiliza para lavar dinero. En los últimos tiempos en la Ciudad de Buenos Aires se detectaron más de 200 casos de juego ilegal de diferente índole, lo que llevó a que los fiscales debieran clasificarlos para poder trabajar sobre ellos en competencia. “Hicimos una clasificación de casos de locales comerciales sin autorización para recibir apuestas; agencias autorizadas pero con un comportamiento inusual; lugares no declarados con mesas de juegos y sitios con operatorias online” señala la fiscal.

Para los agentes de la ley, mientras los locales comerciales y lugares privados con mesas de juego ilegales son casos donde ellos pueden trabajar rápidamente a través de una cadena de investigación y allanamientos que corroboren el delito, en los temas de operatoria online la cuestión puede ser más complicada. Según el código penal, para que un delito pueda ser condenado debe cometerse en el territorio nacional o sus efectos deben producirse en el país, lo que significa que si un operador con servidores en el extranjero opera en Argentina, puede ser condenado. “El delito se puede cometer en Argentina con páginas o servidores que están en el extranjero, porque el principio de territorialidad dice que si los efectos se producen en el país, es materia condenable”, señala la fiscal.

Sin embargo, en los casos en donde los servidores están afuera y sólo los apostadores están en la Argentina las cosas comienzan a complicarse porque todavía no existe jurisprudencia al respecto y los fiscales deben estudiar si van a poder aplicar el principio real o de defensa, el cual determina que debe aplicarse la ley a delitos cometidos fuera del territorio nacional pero que se dirigen a bienes jurídicos que se encuentran en él. Martin aclara en esos caso se debería pedir la extradición del individuo que realiza toda su operatoria en el extranjero por el sólo hecho de que la persona que está en el país está violando los principios de la ley. “Es algo en lo que hay que trabajar –señala-, no es tan fácil de resolver como los demás delitos porque hay que entender tecnológicamente lo que está haciendo está persona, más todos los principios básicos del derecho penal y de la comunidad internacional”. 

 

Fuente: www.eldiario.deljuego.com.ar


Otras Noticias

A %d blogueros les gusta esto: