Real Madrid vs Barcelona: nunca el Clásico tuvo tantas incertidumbres

Por en noviembre 11, 2017

Jornada 8

Tavares y Chasson Randle, durante el entrenamiento del Real Madrid. RealMadrid.com

Arrasados por las lesiones unos y en mitad de un vaivén de resultados los otros, blancos y azulgrana se enfretan ocho meses después

Resultados y clasificación de la Liga Endesa

"Nuestra temporada está siendo, de momento, buena en resultados y mala en lesiones y entradas y salidas de jugadores". Resume Pablo Laso en la previa del Clásico (domingo, 18.30 h., #0) el extraño momento de su equipo, un grupo con justificación total para estar sumido en una crisis -las dos derrotas seguidas en Euroliga ponen de manifiesto la fragilidad- y que sin embargo es líder invicto en ACB. Se cumplen tres meses desde la lesión de Sergio Llull, que fue como un maleficio. Desde entonces, todo han sido problemas para los blancos. A modo de resumen: no podrá contar con los dos jugadores mejor pagados de su plantilla hasta, al menos, febrero, ni con uno de sus refuerzos estrella, Kuzmic, hasta la próxima temporada.

Se trata, en su caso, de ir sobreviviendo. Incluso de tratar de crecer, ahora que ya llegó el refuerzo –el gigante Edy Tavares debutará contra el Barcelona-, que Trey Thompkins está de vuelta de EEUU y Anthony Randolph recuperado, a contrarreloj, de su lesión de hombro. El calendario, como a los cinco Euroliga, no le dará tregua: tras el Barça, viaja a Vitoria el martes y el jueves recibe a Unicaja.

Resultado de imagen para el gigante Edy Tavares debutará contra el Barcelona

Si atropellado está siendo el inicio de curso blanco, qué decir del Barça. No le está resultando sencillo a Sito Alonso encontrar la estabilidad necesaria para desarrollar su proyecto. Es una resaca de tres años sin títulos, la explosiva era Bartzokas y una (otra) renovación total del vestuario este verano. Fueron capaces de disparar la ilusión ganando los cinco primeros partidos, de precipitarse después al vacío con cinco derrotas de carrerilla ante rivales de no demasiada entidad, de vapulear como respuesta al Olympiacos y en Bilbao, y de perder ante el colista Efes en casa como último precedente, el pasado jueves.

Por tanto, el Clásico, un partido que no se juega desde el pasado mes de marzo (ni en los pasados playoffs ni la última Superocopa) y que acumula tres triunfos seguidos de los blancos, será una caja de sorpresas. Pide Alonso intensidad a su tropa –"no se puede jugar al 50 por ciento"– y Laso mejora en el rebote -la sangría ante el Maccabi fue evidente-, aunque seguramente será cuestión de nombres propios la resolución de la batalla en el Wizink Center, donde se enfrentan los dos mejores ataques de la Liga Endesa, ambos por encima de los 90 puntos por noche.

Y es en la dirección donde Madrid y Barcelona tienen sus referencias en este inicio de curso. Luka Doncic por los blancos y Thomas Heurtel por los azulgrana, a falta de sorpresas, serán los tipos a vigilar.

 

 

Fuente: www.elmundo.es


Otras Noticias

A %d blogueros les gusta esto: